15 de enero de 2015

Autismo al Día: Autismo severo, inteligencia y capacidad intelectual



inteligencia
  
Definición de la RAE sobre la palabra: inteligencia.

(Del lat. intelligentĭa).
1. f. Capacidad de entender o comprender.
2. f. Capacidad de resolver problemas.
3. f. Conocimiento, comprensión, acto de entender.
4. f. Sentido en que se puede tomar una proposición, un dicho o una expresión.
5. f. Habilidad, destreza y experiencia.

Los grados de severidad en el autismo son algo que sigue en plena discusión, al respecto de qué indicadores son los que inciden en una mayor o menor severidad. Normalmente una mayor severidad se asocia a un mayor grado de dependencia de la persona. Los aspectos derivados de conductas muy disruptivas y de compromiso intelectual suelen ser dos de los mayores ítems a considerar. Por supuesto se pueden añadir otros aspectos que actúen de forma comórbida, la epilepsia suele ser uno de los más relacionados con las dificultades intelectuales.

Pero es importante considerar que la severidad no tiene porqué estar asociada a un déficit intelectual. Durante muchos años se ha afirmado que el 70/80 % de las personas con autismo tienen discapacidad intelectual asociada. Hoy sabemos que esto es rotundamente falso. De hecho la evidencia actual tiende a decir justo lo contrario, y hoy se estima que entre un 20/25 % de las personas con autismo pueden tener una discapacidad intelectual asociada. Y todo esto tiene que ver en cómo entendemos la inteligencia y en cómo se aborda la atención y la enseñanza a las personas con autismo, algo que en la última década está cambiando de forma radical.

La asociación autismo + discapacidad intelectual es otro de los múltiples mitos del autismo, y no se pretende en absoluto desmerecer bajo ningún concepto a las personas que tienen un compromiso intelectual (del tipo que sea), sino más bien intentar aclarar aspectos relativos al cómo un cambio de paradigma está cambiando muchas de las visiones establecidas, de forma que una nueva visión nos ayude a ser mucho más proactivos con las persona con autismo o con cualquier otra alteración del neurodesarrollo. Debemos empezar a pensar que quizá lo que hasta ahora definíamos como la discapacidad intelectual del otro era más nuestra incapacidad intelectual a la hora de establecer patrones adecuados de aprendizaje o enseñanza. En resumen, que ya es hora de que nos demos cuenta de que el compromiso intelectual que le complica la vida a muchas personas, quizá esté en nuestro cerebro, vestido de prejuicios o visiones erróneas.

Esto no pretende en ningún caso hacer desaparecer el hecho de que existan personas que presentan un compromiso intelectual. Y que esto también se dé en personas que tienen autismo, o quizá, en personas que presentan un compromiso intelectual tal que afecta severamente a las áreas de comunicación y sociabilidad y que generan por tanto conductas de tipo autístico. Lo que realmente se persigue es motivar un cambio en el modelo de pensamiento, en dejar de suspender de antemano a las personas que debido a su diversidad o diferencia son tratadas de forma inadecuada y se pone en duda de forma sostenida su capacidad de aprender. Creo que es el momento de empezar a poner sobre la mesa la incapacidad de enseñar por encima de la incapacidad de aprender. Obviamente no todos podemos tener mentes prodigiosas, pero eso no significa que se coarte la capacidad del individuo por el mero hecho de no mostrar un patrón socialmente aceptable en lo que a inteligencia se refiere. Sobre inteligencia y autismo disponen de diversos artículos con mucha bibliografía que pueden consultar haciendo clic aquí.

Hoy para ilustrar esta propuesta veremos dos casos, uno muy conocido, el otro no tanto, pero que al final nos van a mostrar dos situaciones cuasi idénticas. Una chica y un chico, ambos con diagnóstico de autismo, que no tienen comunicación verbal funcional, y a quienes se había encasillado en el grupo de discapacidad intelectual, pero que ¡oh! ambos demuestran que la discapacidad intelectual no era la de ellos.

Carly Fleischmann

Carly Fleischmann, fue diagnosticada con autismo severo, sin embargo un día demostró que su severidad no era intelectual, incluso aprendió a escribir sola, hoy mantiene un blog, escribe libros y es una defensora de los derechos de las personas con autismo, demostrando claramente lo que desde Autismo Diario venimos diciendo desde hace mucho, y es que autismo no tiene porque significar discapacidad intelectual. El vídeo dura 8 minutos, audio en inglés y subtítulos en español.
&nbsp

Ethan

Ethan es un adolescente de 17 años con autismo y apraxia verbal. A la edad de 10, los “expertos” les decían que nunca podría leer, escribir o hacer matemáticas. Hoy, Ethan está haciendo matemáticas avanzadas incluyendo álgebra. Su comprensión de la lectura es increíble y él teclea 65 palabras por minuto. El vídeo dura 12 minutos, está en inglés y con textos en inglés, pero no es muy complicado de entender.


En el pasado se pretendía medir la capacidad intelectual de las personas con autismo por su capacidad de comunicación y expresión verbal, a pesar de que precisamente esa es una de las áreas que suelen estar afectadas en el autismo. Por tanto los porcentajes de discapacidad intelectual eran inmensos. Hoy vemos que no se medía la discapacidad intelectual sino la incapacidad del sistema de medición. Lamentablemente se condenó a una generación completa.

En la actualidad la visión está cambiando, desde familias a profesionales. Incluso a nivel de desarrollo verbal los avances están siendo espectaculares, pero aun falta por convencer a muchos profesionales y familiares de que NUNCA duden de las capacidades de un niño o joven, tener autismo no significa que no aprenda, significa que el maestro tiene ante sí un estupendo acicate y reto profesional, enseñar lo mismo pero de una forma diferente, y así, por el camino descubrirá que enseñar otras cosas de otra forma es tremendamente gratificante.

Immanuel Kant afirmó: “Se mide la inteligencia del individuo por la cantidad de incertidumbres que es capaz de soportar”. Esto significa que la persona con autismo debe enfrentar una larga lista de incertidumbres y manejar una larga lista de situaciones incomprensibles, y decimos que tienen bajo cociente intelectual, mientras que todo tipo de profesionales son incapaces de enfrentarse a una sola incertidumbre y por tanto recortan y encasillan. Este debe ser el cambio de concepto, no podemos restringir las posibilidades de alguien por culpa de nuestra incapacidad intelectual. Si una persona es incapaz de ver más allá de sus propias limitaciones intelectuales, no está por tanto autorizada a infringir un daño -posiblemente irreparable- a las posibilidades de otros.

Hagamos que la famosa frase de Wittgenstein “Los límites de mi lenguaje, representan los límites de mi mundo” se convierta en falsa. Expandamos visiones, hablemos de comunicación, de nuevas formas de enseñanza, de dejar de estigmatizar -y en el caso del autismo por partida doble- a las personas con la tan llevada discapacidad intelectual. Porque si nos dejamos llevar por la definición de la RAE sobre inteligencia, francamente, habría que dar tratamiento intensivo a una gran cantidad de personas. Sobre todo a aquellos que no entienden ni comprenden, a quienes son incapaces de resolver los problemas que nos acucian, a quienes no parecen tener conocimiento, ni habilidades ni nada. A esos sí que habría que cuestionarlos, y no a quienes se les niegan las oportunidades.

(Tomado de http://autismodiario.org/2014/10/12/autismo-severo-inteligencia-y-capacidad-intelectual/)

 




!!Cuidado!! el autismo pude pasarse por alto en las revisiones médicas breves

 
La típica visita rutinaria de los niños de 10 a 20 minutos no dura el tiempo suficiente como para detectar de forma fiable el riesgo de autismo de un niño pequeño, según un estudio reciente.

"Cuando se toman las decisiones de referir para que se evalúe de autismo en base solamente a las observaciones breves hay un riesgo sustancial de que incluso los expertos pasen por alto un gran porcentaje de niños que necesitan ser referidos para una evaluación con mayor profundidad", afirmó la autora principal del estudio, Terisa Gabrielsen. Gabrielsen realizó el estudio cuando estaba en la Universidad de Utah, pero ahora es profesora asistente en el departamento de asesoría, psicología y educación especial de la Universidad de Brigham Young, en Provo, Utah.

"En este estudio, se pasó por alto a niños con un trastorno del espectro autista porque gran parte del tiempo mostraban un comportamiento normal durante unos videos cortos", explicó un experto, el Dr. Andrew Adesman, jefe de pediatría del desarrollo y conductual del Centro Médico Pediátrico Cohen de Nueva York.

"Los videos sin un contexto clínico no son suficiente como para hacer un diagnóstico, al igual que la presencia de fiebre y tos no significa que un niño tenga neumonía", dijo Adesman.

En el estudio, el equipo de Gabrielsen grabó dos videos de 10 minutos de niños, de entre 15 y 33 meses de edad, mientras realizaban tres evaluaciones de autismo, incluyendo la prueba "estándar por excelencia" llamada Escala de Observación Diagnóstica del Autismo.

Entre los 42 niños, había 14 a los que ya se había diagnosticado con signos tempranos del trastorno del espectro autista, 14 sin autismo, aunque con unos retrasos en el lenguaje sospechosos y 14 que se desarrollaban con normalidad.

Los investigadores mostraron entonces los videos de dos psicólogos especializados en los trastornos del espectro autista. Los expertos calificaron las conductas observadas como normales y anómalas, y determinaron si referirían a los niños para una evaluación de autismo.

Aproximadamente el 11 por ciento de los videos de los niños autistas mostraron conductas anómalas, frente al 2 por ciento de los videos de los niños que se desarrollaban con normalidad. Pero eso significó que el 89 por ciento de las conductas observadas de los niños con autismo fueron calificadas de normales, indicaron los autores del estudio.

"Al observar solamente unas pocas conductas anómalas, y muchas más conductas normales, sospechamos que la predominancia de la conducta normal [en una visita breve] podría estar influyendo en las decisiones con respecto a las referencias, incluso cuando la conducta anómala está presente", comentó Gabrielsen.

Cuando los expertos en autismo seleccionaron a quién pensaban que debería ser referido para una evaluación de autismo, pasaron por alto al 39 por ciento de los niños con autismo, hallaron los investigadores.

"Nos sorprendió hallar que incluso niños con autismo mostraban de forma predominante una conducta normal durante las observaciones breves", señaló Gabrielsen. "Una observación breve no permite que la ocurrencia de múltiples conductas anómalas y poco frecuentes se haga patente en medio de todas las conductas normales".

Los hallazgos, publicados en línea el 12 de enero en la revista Pediatrics, fueron menos sorprendentes para la neuropsicóloga pediátrica Leandra Berry, directora asociada de los servicios clínicos del Centro de Autismo del Hospital Pediátrico de Texas.

"Se trata de un estudio interesante que aporta un recordatorio importante de lo difícil que puede ser detectar el autismo, sobre todo en los niños muy pequeños", dijo Berry. "Aunque son informativos, estos hallazgos no son particularmente sorprendentes, sobre todo para los especialistas en autismo que tienen un conocimiento profundo de los síntomas del autismo y de cómo los síntomas podrían estar presentes o ausentes, o ser más graves o más leves, en diferentes niños y a diferentes edades".

Las observaciones en este estudio también difieren de lo que un médico podría detectar en una visita en persona, sugirió Adesman.

"Es importante que se recoja información de los padres y otros cuidadores del niño", señaló Adesman. "Se debería preguntar sobre la interacción social, la comunicación verbal y no verbal, las interacciones con el entorno (especialmente con los juguetes) y la conducta en general".

Gabrielsen se mostró de acuerdo, y añadió que un diagnóstico de autismo riguroso requiere de un equipo.

"Cuando hablamos de una evaluación de un diagnóstico preciso de autismo, estamos hablando sobre la evaluación integral que a menudo incluye a diferentes disciplinas: psicólogos, patólogos del habla y del lenguaje, terapeutas ocupacionales, pediatras del desarrollo, otros profesionales de la atención sanitaria y a veces fisioterapeutas", comentó.

Una evaluación también requiere un expediente sobre el desarrollo y médico y posiblemente una prueba de audición, añadió Gabrielsen, de modo que los falsos positivos tras una evaluación diagnóstica integral como esta son poco comunes.

Evaluar a un niño de autismo puede llevar tan poco como 3 o 4 horas o hasta varios días, dependiendo de los síntomas del niño, explicó. El costo también puede variar desde nada (si el distrito escolar lo cubre), hasta una escala variable en una clínica financiada estatalmente, y hasta varios miles de dólares en las clínicas privadas, dijo Gabrielsen.

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ahora recomienda una evaluación universal para el autismo a los 18 y a los 24 meses.

"Algunas señales de alarma son las siguientes: ninguna gran sonrisa para los seis meses de edad, ninguna comunicación como emisor o receptor mediante el lenguaje o gestos para los 12 meses, no decir ninguna palabra para los 16 meses, no decir ninguna frase de dos palabras para los 24 meses y cualquier pérdida de lenguaje u otras habilidades sociales en cualquier momento", dijo Gabrielsen.

Los padres también pueden usar el Cuestionario Modificado para la Detección de Riesgo de Autismo, Revisado (M-CHAT-R), disponible el autismnow.org, para ver si su hijo muestra signos de autismo.

Detectar un trastorno del espectro autista temprano es importante porque puede "llevar a una intervención más temprana, que a menudo tiene un beneficio terapéutico significativo para un niño con un trastorno del espectro autista", indicó Adesman.

"Eso dicho", añadió, "no es raro que los niños no sean diagnosticados hasta que tienen una edad preescolar, y los niños con un alto funcionamiento y ligeramente afectados con un trastorno del espectro autista podrían no ser identificados hasta la edad escolar".

Según Berry, los estudios muestran que aproximadamente entre el 30 y el 50 por ciento de los padres de niños autistas sí detectan algún problema en el primer año de vida de su hijo, y entre el 80 y el 90 por ciento de los padres notan que hay problemas para los 2 años de edad.

Gabrielsen se mostró de acuerdo en que los niños a los que se detecta antes el autismo y que reciben una intervención más temprana tienden a obtener mejores resultados. Los que no son detectados hasta que son mayores podrían desarrollar problemas conductuales mientras tanto.

"Creemos que nuestros hallazgos son una pista importante de porqué a muchos niños con autismo no se les detecta hasta que tienen 4 o 5 años o más", dijo.

"Si podemos detectar el autismo en los primeros dos años de vida, podemos empezar la intervención cuando el cerebro todavía se está desarrollando con rapidez", comentó. "Enseñar habilidades como el lenguaje y las habilidades sociales durante el periodo de desarrollo en el que esas habilidades se adquieren normalmente hace que la intervención sea más efectiva y eficiente".

FUENTES: Terisa P. Gabrielsen, Ph.D., N.C.S.P., assistant professor, department of counseling, psychology and special education, Brigham Young University, Provo, Utah; Andrew Adesman, M.D., chief of developmental and behavioral pediatrics, Cohen Children's Medical Center of New York; Leandra Berry, Ph.D., associate director of clinical services, Autism Center at Texas Children's Hospital, and assistant professor in the department of pediatrics, psychology section, Baylor College of Medicine, Houston; February 2015, Pediatrics

¿Mal comportamiento en niños con Trastornos del Espectro del Autista? Cómo abordalos



h 
Una lista de ideas y consejos en relación con los problemas de comportamiento de tu hijo o hija, o de uno de tus estudiantes. La gran mayoría son aplicables a cualquier niño, tenga o no tenga un TEA, pero es que así es como debe ser.
  1. El comportamiento es frecuentemente una forma de comunicación. Cualquier comportamiento tiene una razón de ser. Un muchacho con TEA puede usar un mal comportamiento como medio de comunicación, porque no entiende lo que está pasando o para expresar su frustración cuando las cosas no son como él espera o desea.
  2. No respondas a un mal comportamiento portándote mal. Tenemos que pensar nuestra respuesta, actuar de forma calmada y no reaccionar aumentando su ansiedad o su enfado. Tampoco debemos responder con lo que sería una recompensa a ese comportamiento erróneo como por ejemplo poniéndole su serie favorita en la televisión. Lo ideal es enseñarle a cambiar ese comportamiento por otro que sea aceptable.
  3. En caliente no está en su mejor momento. No intentes imponerle una disciplina o corregirle cuando está enfadado, distraído, sobreestimulado, encerrado, ansioso o en cualquier otro estado emocional donde su inestabilidad en ese momento le impida interactuar contigo.
  4. No solo la letra, también la música. Recuerda que reacciona tanto al tono de tu voz como a lo que le estás diciendo. Si le gritas, puede oír el volumen, el tono o el enfado que sientes pero no entenderá las palabras y por tanto no sabrá que es lo que ha hecho mal, con lo que puede aumentar la frustración de los dos. Habla en un tono suave y agáchate junto a él para estar a su altura y facilitar esa comunicación.
  5. La seguridad es lo primero. Que esté seguro, que no escape corriendo, que tú puedas seguir conduciendo con tranquilidad, es siempre prioritario. Si el problema es en el sitio donde estás, sal de allí, si necesitas pedir ayuda a un desconocido, no lo dudes, hay mucha gente maja por ahí.
  6. El mal comportamiento es un mal aliado. No lo veas solo como un elemento disruptor de la vida en familia sino afróntalo como algo que tiene ramificaciones en muchos aspectos. Hay que pensar también que el mal comportamiento no solo hace que la vida familiar y escolar sean menos agradables sino que también interfiere con los procesos de aprendizaje.
  7. Haz un seguimiento al mal comportamiento. A veces ayuda anotar cuáles son las circunstancias en las que aparece un “mal” comportamiento: qué personas tomaron parte, a qué hora era, en medio de qué actividad, cuáles fueron los posibles detonantes… La esperanza es que surja un patrón que nos ayude a irlo corrigiendo.
  8. Explora si hay varios sentimientos mezclados. Puede que te diga que estaba enfadado y eso era evidente pero quizá también estaba asustado, ansioso, celoso, frustrado, triste… Cuánto mejor entiendas las cosas, más fácil será corregirlas.
  9. Ningún niño desea portarse mal. No hay satisfacción en un mal comportamiento ni tampoco en tu respuesta. Jamás pienses que existe una mala intención. El niño no quería sufrir una rabieta, mostrar su enfado o de cualquier otra manera alterar tu clase. No lo hace bien pero no hay maldad.
  10. No asumas que el niño entiende las reglas. De hecho, no des nunca nada por evidente, claro o bien conocido. Puede que te oyera pero quizá no se enterara. Quizá ayer entendió lo que esperabas de él pero aunque hoy para ti sea una circunstancia similar para él puede que pesen más las diferencias y no asume que debe actuar de la misma manera.
  11. Céntrate en lo positivo. En vez de decirle lo que no tiene que hacer, dile lo que tiene que hacer. Refuerza cuando haya hecho algo bien. Usa un lenguaje positivo, que le anime a seguir actuando bien.
  12. Establece límites. Muchos niños con autismo tienen intereses repetitivos u obsesiones. A veces es un problema para el comportamiento como cuando están viendo sus dibujos animados y hay que ir a algún lado u otra persona quiere ver algo en la tele. Puedes decirle que solo puede hablar de su tema durante media hora después de cenar o usar su tema favorito como recompensa para premiar un buen comportamiento.
  13. Practica con él. Todos los niños necesitan repetir una actividad hasta incorporarla en su vida cotidiana y hacerla como tú esperas que la haga. Un niño con un TEA puede necesitar más tiempo y más repeticiones. Es mejor que practiques en un ambiente tranquilo y cuando él lo haya dominado ir aportando algunas variaciones para ir ampliando ese aprendizaje. También te puede ayudar escenificar una escena, usar dibujos o fotos como si fuera un cómic, construir un cuento que muestre cuál es el comportamiento apropiado, etc.
  14. Explícale las cosas. Para cualquier niño es más fácil hacer algo si entiende los motivos. Si le pides que se comporte de una manera determinada porque es lo mejor para su seguridad, para la economía de la familia, para su salud, para la relación con otros niños, díselo, sin asustarle y a un nivel adecuado a su edad y a sus características personales
  15. Intenta entender sus razones. Quizá se comió el bocadillo antes de tiempo porque tenía miedo de no poder ir al partido y prefirió quitarse eso de en medio. Si buscas la raíz de que no haya seguido tus instrucciones es más fácil que lo puedas evitar en otra ocasión.
  16. Investiga si hay algún problema sensorial. Una fuente común de muchos malos comportamientos es sentir malestar por alguna entrada sensorial, ya sean visuales (un tubo fluorescente), auditivas (un cortacésped trabajando fuera), táctiles (una textura que para él es enormemente molesta) o de otro tipo.
  17. Piensa si puede sufrir dolor. Intenta repasar con él si hay algo que le esté causando dolor como pueda ser los dientes, el estómago, algún hueso roto, un corte o moratón, acidez de estómago… Si se lleva el brazo al abdomen o prefiere sentarse en posición fetal es posible, por ejemplo, que tenga un problema intestinal.
  18. Entiende su mundo social. Quizá tu hijo sabe que no tiene amigos y por eso el tiempo de los recreos es el peor para él. Hablar con su profesor y con sus compañeros de clase puede hacer una diferencia. Explícales cuáles son los problemas que él tiene y pide su ayuda. Es cierto que los niños pueden ser crueles pero también pueden ser abiertos y amables. No asumas que ellos saben cómo deben actuar o que conocen ya a tu hijo.
  19. Es miembro de la familia. Un niño con un TEA puede sentir rabia, ansiedad, miedo por algo que está pasando en la familia: un divorcio, un problema de salud, un cambio laboral, una mudanza. Los padres a veces pensamos que nos estamos encargando de todo y que no tiene que preocuparse, pero si tú estás estresado es muy posible que él también lo esté, sobre todo si se siente impotente o tiene dificultades para compartir su preocupación.
  20. Busca buenos socios. Los maestros, terapeutas ocupaciones, pediatras a veces tienen buenas ideas que han podido probar en su trabajo o que les ha contado los padres de otro niño. Intercambia esa información, prueba alguna de esas cosas, es posible que te lleves alguna sorpresa grata. También puedes hablar con los profesores para que busquen un niño (mejor algo mayor) que pueda jugar un rato con él un día a la semana o acompañarle en las comidas.
  21. El ejercicio es buena cosa. La actividad física es un buen camino para estabilizar los procesos mentales y para enseñar autocontrol. Los deportes de equipo que requieren una buena coordinación, habilidad e interacciones sociales no suelen ser la mejor opción pero dependiendo de su edad, aptitudes y preferencias ir a la piscina, ir al gimnasio, rodar una pelota o encabezar un paseo familiar o un poco de jogging puede ayudarle a reducir el estrés y a encauzar sus problemas sensoriales.
  22. Usa herramientas que te ayuden. Pueden ser unos auriculares para oír música y tapar los sonidos que le molestan o le confunden. Puede ser un horario o un mapa del supermercado. Puede ser una pequeña lista de la compra para que él se encargue de, por ejemplo, de coger las manzanas y pesarlas. Pueden ser tarjetas de puntos que va sumando para conseguir la recompensa que él quiere (el ordenador, la piscina, lo que sea)
  23. Las pausas y recreos ayudan. Invítale a tomar un respiro para que se autocontrole antes de que realmente lo necesite. Una esquina de la habitación o la sala con algunas almohadas, libros y unos auriculares puede ser una opción magnífica. Es mejor que no  vaya a otra aula distinta porque le resultará más difícil volverme a unir al ritmo de la clase.
  24. La relajación se aprende. Se ha visto que programas donde los niños con TEA hacen una corta sesión de yoga les ayuda a reducir los comportamientos agresivos, la hiperactividad o el rechazo a las actividades sociales.
  25. Habla claro. Dile lo que quieres de una forma positiva y clara en vez de órdenes confusas, con valoraciones personales mezcladas. Si le dices “Has dejado tu mesa hecha una guarrería” para él es básicamente una frase que describe un hecho. En cambio si le dices “Recoge, por favor, las acuarelas y lleva los papeles sucios a la papelera” estará mucho mejor. Recuerda que no es bueno entendiendo los mensajes implícitos. No esperes que él vea fácilmente algo que a ti te parece evidente.
  26. Mantén tus expectativas en el marco de lo razonable y adáptate a él. Hay actividades que un niño sin TEA puede disfrutar pero para un niño con TEA son una tortura. Una fiesta en el polideportivo del colegio con cientos de niños saltando, gritando y compitiendo puede que no sea su idea de una fiesta y puede estar mucho más a gusto sentado junto a una profesora ordenando los lapiceros.
  27. Respétale. Burlándote de él o imitándole, él no va a mejor y tú vas a peor. El sarcasmo, los insultos o los apodos no le harán reflexionar y salir de un momento o una racha de mal comportamiento. No hagas acusaciones sin sentido. No establezcas un doble estándar. No le compares con su hermano ni con otro estudiante.
  28. Ayúdale a pasar de una tarea a otra. La transición de una actividad a otra puede necesitar más tiempo en un niño que tenga un TEA que en otro que no lo tenga. A menudo ayuda avisarle con tiempo de ese cambio (al revisar la agenda de cada día) y avisarle de nuevo unos pocos minutos antes del momento de dejar eso y empezar otra cosa. También puede ayudar que tenga un poco más de tiempo para esa transición y alguna herramienta como uno de esos relojes de cocina que marcan los minutos que quedan o un despertador también pueden ser de utilidad.
  29. De los dos el adulto eres tú. Aunque eres un adulto maduro, en ocasiones tomas malas decisiones en el calor de una trifulca. Puedes ayudarle a superarlo más rápidamente si no sumas tu enfado al suyo. Ten cuidado con estas respuestas que en vez de resolver una crisis la prolongan, tales como subir el tono o el volumen de voz.
  30. Confía en él, confía en ti. Educar a un niño con TEA requiere tiempo, esfuerzo, flexibilidad. Por otro lado los TEA han sido definidos en ocasiones como discapacidades con final abierto, es decir no hay límites a priori sobre todo lo que se puede lograr con un chico con TEA.
  31. No estás solo. Miles de padres en todo el mundo están pasando por lo mismo que tú. Busca siempre las posibles asociaciones en tu ciudad o en tu zona. Ahora que es tan fácil encontrar cosas en internet y que hay traductores automáticos si no hablas inglés puedes encontrar también en la red consejos, solidaridad y apoyo.
Esta y otras más informaciones de gran interés podéis leerlas en mi blog personal UniDiversidad. Observaciones y pensamientos.

14 de enero de 2015

¿Se subestima la inteligencia de los niños con autismo?

15433742780_0581f636d9 

El DSM-5 requiere que el diagnóstico de autismo especifique si se acompaña de discapacidad intelectual. Sin embargo, esto es difícil de determinar. Los resultados de las evaluaciones realizadas a personas con TEA varían dramáticamente dependiendo del instrumento utilizado para medir inteligencia.

Las Matrices Progresivas de Raven (RPM) y las escalas Wechsler son instrumentos utilizados para la estimación de inteligencia, sin embargo, son notablemente diferentes en la forma en que están estructuradas y administradas. La escala Wechsler implica la administración individual de varias subpruebas, algunas de ellas específicas para cada cultura, que evalúan un número limitado y concreto de habilidades que reflejan las capacidades generales latentes.

Las matrices progresivas de Raven son 60 ítems de prueba de razonamiento que minimizan la necesidad de instrucciones de la tarea, pero no necesariamente reflejan la inteligencia de una persona, sobre todo si la persona es tiene un desarrollo distinto. Mientras la escala Wechsler es en cierta medida subjetiva y depende de cómo se administra, este no es el caso de RPM, una prueba sin límite de tiempo en la que cada elemento tiene solamente una respuesta correcta.

En la población típica, estos dos enfoques muy diferentes proporcionan estimaciones similares del potencial intelectual. Esto no es, sin embargo, necesariamente cierto para adultos o niños en el espectro del autismo, cuyas puntuaciones de RPM se han reportado como significativamente, y a veces de manera espectacular, superior a su escala completa Wechsler IQ (CIT).

En el campo de la inteligencia humana, RPM tiene desde hace mucho tiempo singular importancia como prueba de las construcciones de la inteligencia fluida y de la inteligencia general. También es reconocida como la única prueba más compleja de la inteligencia (Snow et al., 1984). Además hace demandas sobre una amplia gama de habilidades, como control de la atención y la integración de alto nivel o el razonamiento abstracto, que durante mucho tiempo se han presumido deficientes o incluso inexistentes en el autismo.

Esta evaluación es a menudo considerada como una prueba ” no verbal ‘, aunque en la población no autista las habilidades verbales son cruciales para determinar el rendimiento. Por lo tanto, el rendimiento RPM presenta interesante desafíos a las teorías comúnmente invocadas de las limitaciones de un apersona con autismo y a la recurrente premisa de que el autismo de por sí causa baja inteligencia.

Sin embargo, las escalas de Wechsler siguen siendo dominantes en la investigación del autismo y muy probablemente en la práctica. La última Wechsler Escala de Inteligencia para Niños (WISC-IV; Wechsler 2003) introduce cambios sustanciales de anteriores Versión WISC-III (Wechsler 1991), en muchos niveles. Tal vez la modificación más marcada WISC-IV es el Índice Perceptual de Razonamiento (PRI). PRI combina la subprueba de diseño de bloques, en la que muchas personas con autismo tienen un ”pico de capacidad”, con dos subpruebas completamente nuevas, Conceptos de imagen y Matriz de razonamiento.

Los resultados de este estudio proporcionan evidencia preliminar de que la última versión de Wechsler para niños, WISC-IV, puede subestimar la inteligencia de los con autismo o trastornos del lenguaje. Los niños con TEA logran una puntuación significativamente mayor cuando son evaluados con RPM que con las escala WISC-IV, una discrepancia no encontrada en los niños neurotípicos.

Cada vez más estudios desafían la visión recurrente de que el autismo es incompatible con el desarrollo de una verdadera la inteligencia. Del mismo modo, los hallazgos también desafían la idea de que las fortalezas de las personas con autismo se limitan a la memorización o a islas aisladas de capacidad. En cambio, hay evidencia de que el razonamiento complejo y novedoso así como las habilidades para la solución de problema pueden ser importantes en el autismo.

De hecho, el estudio actual se suma a los datos existentes que sugieren cautela al interpretar los resultados de pruebas de inteligencia en individuos con autismo, que pueden ser desfavorables por razones no relacionadas con su potencial intelectual.

Modificado de: Anne-Marie Nader, Vale´rie Courchesne, Michelle Dawson , Isabelle Soulie`res (2014) Does WISC-IV Underestimate the Intelligence of Autistic Children? J Autism Dev Disord DOI 10.1007/s10803-014-2270-z

Foto: charlywkarl via Compfight cc

(Tomado de http://desafiandoalautismo.org/el-wisc-iv-subestima-la-inteligencia-de-los-ninos-con-autismo/)

Señales de autismo en bebés, cómo detectarlas

Señales de autismo en bebés

El autismo está causado por un trastorno neurológico que afectan a la persona en toda su vida en diferentes áreas del desarrollo, sobre todo en la percepción de lo que le rodea, y de sí mismo. Esta alteración del desarrollo suele diagnosticarse en niños a partir del segundo año de vida, pero mucho antes de esa edad, los padres podemos comenzar a detectar señales de autismo en bebés, que podrían dar la clave para un diagnóstico precoz.

Cuanto antes se detecte el autismo, más posibilidades habrá de avanzar en el tratamiento, haciendo que los síntomas sean menores. Por esta razón, es importante que los padres sepamos analizar estas señales tempranas en nuestros bebés.

Señales de autismo en bebés

No todas las señales de autismo en bebés que detectemos tienen por qué indicar que se trata de un caso positivo. Aunque por lo general, y según múltiples estudios, un niño menor de 12 meses en los que comencemos a ver las siguientes características de comportamiento, tendría en principio más posibilidades de presentar autismo:
  1. Un bebé autista no tiene apenas gestos comunicativos (por ejemplo, no muestra interés por los juegos y nuevos objetos, no dice adiós con la mano, no señala ni hace gestos para pedir, etc)
  2. Tampoco comienza con el balbuceo a la edad en la que es normal que los niños comiencen a pronunciar sus primeros sonidos para comunicarse con los padres; esto es, antes del primer año de vida
  3. No sonríe a los adultos que tiene a su alrededor, ni intenta imitar gestos, ni responde cuando se le llama por su nombre
  4. El bebé no dirige la mirada en la dirección en que mira o señala otra persona que le habla
  5. No presenta lo que se denomina ‘atención conjunta’; no alterna la mirada entre un objeto y la persona que se lo está mostrando
  6. No tiene un tono muscular normal para su edad, adquiere posturas extrañas, y sus movimientos no son normales para su primer año de vida
Señales de autismo en bebés recién nacidosA partir del año de edad, cuando un bebé no ha comenzado a emitir las primeras palabras propias del desarrollo normal de un niño, y podemos apreciar que muestra poco o nulo interés por los juegos y estímulos, y no tiene interés hacia otros niños, entre otras señales de autismo en bebés, podría tratarse de un caso que precise un análisis médico cuanto antes.

Estos síntomas pueden ser más o menos perceptibles, pero en todo caso, los padres debemos permanecer atentos a la aparición de algún indicio de anomalía en el comportamiento y desarrollo del bebé.

Detectar los síntomas de autismo en bebés de forma temprana es nuestra responsabilidad. No es motivo para estar preocupados en todo momento por nuestro pequeño, pero si se da el caso de que nuestro bebé es autista, cuanto antes actuemos, mayor efecto tendrá el tratamiento.

(Tomado de: http://www.elblogdetubebe.com/senales-de-autismo-en-bebes-como-detectarlas/)

México: Clínica del Espectro Autista en Chiapas es referente nacional

Tuxtla Gutiérrez, 14 Ene (Notimex).- Un referente nacional es la Clínica de Trastornos del Espectro Autista (TEA), que ofrece diversas sesiones de tratamiento integral en atención a la población infantil con autismo.

 En un comunicado, la presidenta del DIF estatal, Leticia Coello de Velasco indicó que el Sistema DIF Chiapas, en colaboración con la Asociación Civil Autismo Chiapas, brinda esa atención médica. A los pacientes, explicó, se les practican diversos análisis médicos para tener un diagnóstico y poder otorgarles semanalmente dos o tres sesiones de tratamiento integral, con duración de dos horas.

Refirió que durante 2014 al menos 50 niñas y niños recibieron ocho mil 608 sesiones terapéuticas, que consisten en terapias individuales conductuales, cognitivas, de socialización, comunicación, teoría de la mente y terapia sensorial. Recomendó a los padres de familia que observen a sus hijos, en caso de que presenten algunas señales como no imitar, tener dificultades para entender los gestos de otras personas; problemas para comprender las emociones de otros, evitar el contacto corporal y el visual, este último, con frecuencia es muy escaso.

Además, que no muestren interés por los otros niños, ni jueguen con ellos, hacer con frecuencia rabietas y berrinches ante situaciones que nos cuesta entender o sin motivo aparente, y en casos extremos, pueden producirse autolesiones. Coello de Velasco señaló que en la Clínica de Trastornos del Espectro Autista, ubicada dentro de las instalaciones del Centro de Rehabilitación del Sistema DIF Chiapas, se cuenta con profesionales para ofrecer un servicio médico de calidad. NTX/AGS/LCH/AJV

(Tomado de http://noticias.terra.com/mundo/latinoamerica/clinica-del-espectro-autista-en-chiapas-es-referente-nacional,7e1d21a3129ea410VgnCLD200000b1bf46d0RCRD.html)

12 de enero de 2015

España/Valencia: El Hogar del Pensionista de l'Alfàs colabora con la Asociación Integra Marina Baixa

 

Los jubilados del Hogar del Pensionista de l'Alfàs del Pi han conseguido recaudar 500 euros con su bingo solidario, una actividad que les permite, por un lado, pasar un buen rato y, por otro, colaborar en proyectos sociales.

En esta ocasión, el dinero recaudado lo han donado a Integra Marina Baixa, asociación de padres de niños con Trastornos del Espectro Autista (TEA), Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD) y otras necesidades especiales.

Esta asociación abarca un grupo muy diverso de niños con graves problemas en sus relaciones sociales, en la comunicación y el lenguaje. Ofrecen orientación y asesoramiento a las familias y actúan como punto de encuentro. Además, trabajan para favorecer la integración de los niños e informar y sensibilizar a la sociedad.

Al acto de entrega, que tuvo lugar en el Hogar del Pensionista, asistieron las ediles de Tercera Edad y Bienestar Social, Isabel Muñoz y Gunilla Herrera.

Mexico/Monterrey: ‘Proyecto Abby’ Juguetes para mejorar los sentidos de los niño con autismo

Un grupo de seis jóvenes estudiantes del Tecnológico de Monterrey campus Guadalajara desarrollaron un dispositivo tecnológico que tiene como propósito eliminar las barreras que impiden la inclusión de niños con autismo a la sociedad.

Cifras del último estudio realizado por la Clínica Mexicana de Autismo en colaboración con la organización internacional Autism Speaks, en nuestro país uno de cada 300 niños lo padece.

Hasta junio de 2013 se tenían registrados 115,000 menores con este padecimiento, además de que cada hay 6,000 nuevos casos de pequeños con autismo.

'Proyecto Abby' Juguetes para mejorar los sentidos de los niño con autismo

Tras observar a niños con esta condición durante cuatro meses en tres diferentes instituciones de Guadalajara, los integrantes del Proyecto Abby concluyeron que éstos presentan diferentes alteraciones en sus sentidos: a unos les molesta la luz, a otros el ruido. Ante esto, el equipo decidió fabricar dispositivos que, a simple vista son sencillos, pero por dentro tienen microcontroladores, sensores y un sistema electrónico que facilita la enseñanza.
Tenemos seis aparatos para los diferentes sentidos, se trata de usarlos durante las terapias. Los niños mantienen su atención en el dispositivo lo que facilita cumplimiento de objetivos específicos”, comentó Hernández.
Arturo Hernández confirmó que a pesar de que países como España, Argentina y Nigeria mostraron interés en el proyecto, su objetivo principal es abarcar todas las regiones del territorio nacional.

“Nuestra prioridad es México, queremos cerrar 2014 con presencia en más de 150 instituciones y para 2018 extendernos a toda Latinoamérica”, subrayó.
Dell Education Challenge

Proyecto Abby fue campeón en el Dell Education Challenge, en diciembre de 2013, que otorgó un premio de 10,000 dólares, recursos que les ha permitido crear más prototipos.
“Gracias a Dell hemos sido escuchados, nos hemos integrado a la incubadora del Tec de Monterrey (campus Guadalajara), tuvimos reuniones con la Secretaria de Desarrollo Social de Jalisco y ahora somos parte de los 10 finalistas en la categoría de Impacto Social del Premio Santander a la Innovación Empresarial”, refirió el joven emprendedor.
Actualmente implementan una prueba piloto con más de 70 niños que han obtenido beneficios considerables. Uno de ellos, quizá el más relevante, es la facilidad con la que los pequeños aprender nuevas cosas. El emprendedor aseveró que los terapeutas ven avances significativos en este sentido, por lo que cumplir con objetivos específicos es más sencillo.
'Proyecto Abby' Juguetes para mejorar los sentidos de los niño con autismo
Los planes son muchos, pero nunca pierden de vista su objetivo: crear vínculos entre padres e hijos que quizá han sido destruidos por el autismo.
“Sabemos que a partir de los 18 meses se puede diagnosticar el autismo y si se cuenta con una educación especializada antes de los cuatro años de edad, el niño tendrá más posibilidades de ser independiente, es por esto que queremos crear conciencia en los padres y hacerles saber que existe tecnología mexicana que les ayudará”, concluyó el emprendedor.
A lo largo de los últimos 3 años, Proyecto Abby ha generado un set de dispositivos tecnológicos que integran la estimulación sensorial con objetivos académicos y terapéuticos específicos, que buscan potenciar el aprendizaje de los niños con autismo y mejorar de esta manera su comunicación. Esto fue creado en conjunto con diversas asociaciones, fundaciones e instituciones con las que se ha colaborado en Guadalajara, Jalisco (Fundación HACE, Trascendiendo el Autismo y ATZÁN). Por estos desarrollos, Proyecto Abby se hizo acreedor al 1er Lugar en el Reto Educativo Dell 2013 y el 1er Lugar en el Premio Santander a la Innovación Empresarial 2014 en la categoría de Impacto Social.”

'Proyecto Abby' Juguetes para mejorar los sentidos de los niño con autismo
Para mayor información acerca de Proyecto Abby, así como de sus productos, visita el sitio web oficial proyectoabby.com


10 de enero de 2015

Look At Me’, la aplicación de Samsung que ayuda a niños con autismo

Foto: El Espectador
Luis Arturo Vargas, gerente de producto y mercadeo de móviles de Samsung, habló en La nube de Blu Radio sobre ‘Look At Me’, una aplicación que desarrolla la compañía asiática para ayudar a los niños que sufran de autismo.

“Hemos visto que a los niños con autismo les gusta interactuar con dispositivos digitales y basados en esto desarrollamos la aplicación, que les ayudará a mejorar el contacto visual y el reconocimiento facial con otras personas”, aseguró Vargas.

El funcionamiento de la aplicación “se basa en misiones que motivan al niño a entrenarse en mejorar la socialización con las demás personas. Estas son misiones visuales que deben estar supervisadas por los padres, quienes deben disciplinar un poco al niño para que continúe con la aplicación”, añadió.

‘Look At Me’ se encuentra disponible de manera gratuita en Google Play y es compatible con dispositivos Samsung Galaxy S3, S4, S5, Note 2-4 y Zoom.

9 de enero de 2015

España/Cáceres: El partido de fútbol solidario entre políticos, periodistas y toreros recaudó 5.000 euros a favor de Asociación de familiares de personas con TEA

El partido benéfico de fútbol-sala que el pasado 23 de diciembre disputaron políticos, periodistas y toreros en el pabellón Polideportivo Municipal 'Juan Serrano Macayo' de Cáceres ha logrado una recaudación total de 5.000 euros a beneficio de la Asociación de Familias de Personas con Trastorno del Espectro del Autismo de Cáceres (AFTEA). 
 
El partido de fútbol solidario entre políticos, periodistas y toreros recaudó 5.000 euros a favor de Aftea

CÁCERES, 9 (EUROPA PRESS)

El partido benéfico de fútbol-sala que el pasado 23 de diciembre disputaron políticos, periodistas y toreros en el pabellón Polideportivo Municipal 'Juan Serrano Macayo' de Cáceres ha logrado una recaudación total de 5.000 euros a beneficio de la Asociación de Familias de Personas con Trastorno del Espectro del Autismo de Cáceres (AFTEA).

La colecta, resultado tanto de la venta de entradas como de las aportaciones a la fila cero, irá destinada de forma íntegra a esta asociación cacereña para el acondicionamiento y remodelación de un local que Aftea tiene en el barrio de 'La Mejostilla' de Cáceres donde próximamente pondrán en marcha el primer centro de día para personas autistas de la ciudad.
El encuentro, en el que se impuso el equipo de políticos, contó con la participación de políticos como el presidente de la Asamblea del Extremadura, Fernando Manzano, el coordinador general de Presidencia del Gobierno de Extremadura, Juan Parejo o los diputados provinciales Emilio Borrega, Sergio Pérez y Álvaro Arias.

En el conjunto de toreros participaron Emilio de Justo, Manolo Bejarano, Juan Bazaga y el rejoneador Leonardo Hernández, entre otros. Por su parte, en el equipo de periodistas jugaron, además del presidente de la Asociación de Periodistas de Cáceres, Conrado Gómez, profesionales de los principales medios de comunicación la región como José María Ortiz, Sergio Martínez o Javier Trinidad.

Cabe recordar que la del pasado diciembre fue la quinta edición de un trofeo que políticos y periodistas vienen disputando de forma anual a beneficio de distintas asociaciones de la ciudad de Cáceres y en cuya organización colabora desde sus inicios la Diputación de Cáceres.
En el año 2012, este encuentro solidario pasó a ser triangular y a él se sumaron cada año nuevos colectivos profesionales como el de bomberos en el partido de 2012 o el de toreros las dos última ediciones, según recuerda la diputación cacereña en nota de prensa.

En cualquier caso, el carácter benéfico de esta actividad se ha mantenido durante sus cinco ediciones y ha servido para apoyar económicamente a asociaciones y colectivos de la ciudad como la Asociación Española Contra el Cáncer (2010), Aspainca (2011), Asociación Síndrome de Down de Cáceres (2012), Feafes (2013) y Aftea (2014).



(EuropaPress)

España: Jugadores del Granada participan en un calendario de niñ@s con autismo

El calendario se venderá al precio de 5 euros destinados a la asociación Mírame.

Roberto y Laura son los primeros protagonistas del calendario de Mírame, la Asociación de Apoyo a Familias y Personas con Trastornos del Espectro Autista de Granada. Roberto es el portero del Granada CF, todo un símbolo para la afición, y Laura es una pequeña con autismo que participó junto a otras niñas y niños en la sesión de fotos realizada el pasado mes de octubre antes de que la plantilla empezara una sesión de entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Diputación en Armilla.

El calendario solidario 2015 de Mírame en colaboración con el Granada CF se puede comprar al precio de cinco euros y se van a vender el próximo domingo en el Estadio Nuevo Los Cármenes en el partido contra la Real Sociedad. Además también podrán hacerse con un ejemplar a través de la página web ttp://www.mirame.org/main/ya-estan-disponiblesnuestros-calendarios-solidarios-cadacon-el-granada-c-f.

Conseguir dinero para ayudar a las familias para sufragar parte del coste de los programas que reciben sus hijos e hijas es sólo uno de los objetivos de este calendario, que busca también concienciar sobre la realidad del autismo. Por eso, en cada mes se recogen una serie de lemas que vienen a desmontar los falsos mitos de este trastorno. “Si solo observas mis dificultades, te pierdes cada detalle de mis capacidades” o “no soy un autista, soy un niño-niña con autismo” son algunas de las doce frases, correspondientes a cada mes, que podemos leer.

El calendario ha sido posible gracias a la colaboración desinteresada del Granada CF, que desde el primer momento se puso a disposición de Mírame para colaborar en su proyecto.

Además, los jugadores del Granada se volcaron con los niños de Mírame. El césped de la Ciudad Deportiva de Diputación en Armilla se pobló de niños con la camiseta azul, es el color de la lucha para vencer las barreras del autismo, y de jugadores del Granada que tuvieron por unos minutos unos compañeros de entrenamiento muy especiales. Hasta Caparrós se unió a la fiesta que supuso la sesión fotográfica. Allí estuvieron todos, El Arabi, Fran Rico, Riki, Piti Iturra, Foulquier, Mainz, Javi Márquez pero junto a ellos también Pedro, María, Andrea, Sergio C. ... y
Sergio G., Andrés, Ciro, Javi, Adrián, Laura, Fran, Hugo, Alejandro, Miguel y Marta que integraron el “equipo azul”.

Fue un día inolvidable para la plantilla rojiblanca pero también para la familia de Mírame.

David Gómez, presidente de Mírame Granada, cuenta cuáles son los principales objetivos de su asociación: “Intentamos cubrir las necesidades de las personas con autismo de Granada, en su día a día, en todos los contextos terapia, ocio, educación, acompañamiento para conseguir la mayor autonomía posible. Luchamos por conseguir una sociedad más inclusiva que el autismo sea visto con naturalidad”.

La junta directiva está formada por padres y madres que además de luchar por sus hijos también dedican tiempo a los demás.

Cantabria: APTACAN (Asociación de Autismo de Cantabria) organiza un evento solidario con el autismo

Este sábado, 10 de enero, la Sala Black Bird acogerá un evento solidario a favor del autismo.
La Asociación de Autismo de Cantabria, APTACAN, organiza los actos del día con la colaboración de la sala musical, el Ayuntamiento de Santander, el I.E.S. Peñacastillo, y Panusa, entre otros.

El programa está cargado actividades y sorpresas, tanto para adultos como para niños.
Comenzará a las 14:00 horas con una comida solidaria, consistentes en un cocido montañés que costará tres euros el plato. Después, de 16:00 a 17:30 se organizarán distintos juegos y actividades gratuitas infantiles.

Al finalizar se realizará el primer sorteo entre los asistentes, y entre las sorpresas pueden llegar a haber premios tan suculentos como una Tablet.

Tras el sorteo, de 18:00 a 19:00 horas, tendrá lugar el concierto de Cristina Ceballos. Esta santanderina de 21 años fue la ganadora del Concurso de Jóvenes talentos, organizado por el Ayuntamiento de Santander el año pasado. En su experiencia musical cuenta con su participación en proyectos como ‘Luces Negras’ o ‘Princesa Libertad’, aunque desde 2012 canta en solitario.

El horario de tarde-noche está más centrado en los adultos, pues se ha organizado un turno de conciertos cuya entrada cuesta 5 €.

Abrirá la noche una actuación de Percusión Africana, que comenzará a las 20:00 horas y se mantendrán hasta las 21:15, donde se lleve a cabo el segundo sorteo del día.

Al finalizar este, a las 21:30, tendrá lugar el plato fuerte del día con el concierto de Jimmy Barnatán y su banda The Cocooners, que tocarán hasta pasadas las 11 de la noche. La banda aprovechará para presentar ‘Motorclub’, su nuevo disco, grabado en directo en el Black Bird Club el pasado verano.

Jimmy Barnatán es más conocido como actor, en series como ‘Los Serrano’ o películas como ‘El día de la Bestia’ o ‘Torrente, el brazo tonto de la ley’. También ha sido colaborador de radio y en periódicos como El Mundo, y ha escrito dos novelas.

Sin embargo, su faceta como músico le está trayendo cada vez más éxitos. Ha intervenido como solita en varias formaciones, sobre todo especializadas en Blues o Rock&Roll, y previamente ha grabado otros dos discos, ‘Black Note’ y ‘After the blues times’.

Posteriormente, se ha unido con The Cocooners, junto con quienes ha elaborado ‘Motorclub’ en directo, que saldrá próximamente a la venta. Durante el pasado año han tenido una extensa y exitosa gira por toda la geografía española, y el próximo mes de abril actuarán en Londres.


8 de enero de 2015

Argentina: Una docena de chicos rosarinos, la gran mayoría autistas, cruzará Los Andes a pie

Parten el 13 de febrero próximo y el objetivo es caminar 18 kilómetros a unos 4 mil metros de altura por el paso del Cristo Redentor. Se preparan desde hace meses con sus profes del GEA.
Agenciafe/La Capital |  

Unos doce jóvenes, algunos con discapacidades motrices y la mayoría con trastornos del espectro autista, se alistan por estos días para cruzar a pie la cordillera de los Andes. En realidad, se vienen preparando desde hace meses con sus profes del Grupo de Entrenamiento Adaptado (GEA), miembros de una flamante organización no gubernamental que apuesta a la inclusión básicamente desde la actividad deportiva, al entender que "no es con la discapacidad con lo que hay que trabajar, sino con las capacidades que cada uno tiene". 
 
Los desafíos son enormes, pero mayor será la satisfacción cuando el contingente logre, del 13 al 17 de febrero próximo atravesar el paso de Cristo Redentor, en el límite entre Mendoza y Chile, después de caminar 18 kilómetros a 4 mil metros de altura. 
 
En la ONG trabajan profesores de educación física y acompañantes terapéuticos, un médico y un psicólogo. Una curiosidad es que cuatro integrantes de una misma familia (madre y tres hijos) funcionan como motores del grupo.

GEA cuenta además con un gimnasio en Dorrego 1857, un emprendimiento comercial que a la vez alberga dispositivos especialmente dispuestos para el entrenamiento adaptado de cerca de veinte personas con diferentes discapacidades (no videntes, hipoacúsicos, un chico con espina bífida) y trastornos del espectro autista.

Por estos días, en pleno verano, la actividad no se despliega en ese lugar, sino en una colonia de vacaciones que armaron en la isla, Durante el resto del año trabajan además con natación adaptada incluso en aguas abiertas.

"Nosotros creemos que en la práctica del deporte la gente pone en juego diario sus mejores y sus peores actitudes, y a partir de eso es que trabajamos para afianzar y potenciar todo lo positivo y para tratar de superar lo negativo", explica Alexandra Maero, una de las integrantes de la ONG.

Aunque la edad de la gente con que trabajan va de 6 a 54 años, la adolescencia es la franja que se presenta como el mayor desafío.

"Tanto entre los chicos como entre sus padres se dan claramente dos momentos críticos: el del diagnóstico y el de la adolescencia, que es cuando se suelen desnudar todas las deficiencias que se han ido arrastrando y cuando parece que se hubiera llegado a un techo en el aprendizaje, pero sin embargo es también cuando aparecen nuevas fuerzas, nuevas energías, que necesitan ser canalizadas", cuenta Alexandra.

Y esa "energía" extra requiere un lugar donde desplegarse. "Ahí aparecemos nosotros para ofrecer ese lugar a través de un deporte que buscamos con los chicos en función de ver en qué son buenos, si logran prestar atención, si pueden seguir consignas...", detalla la integrante de la ONG.

Y a través de esa herramienta no buscan sólo instaurar un "afuera" que ayude a los jóvenes despegar de su familia y las instituciones que los cobijaron desde la infancia para ganar autonomía, sino un nuevo "adentro", en el que al menos logren bosquejar un "nosotros" a través del "entendimiento" y una mínima "camaradería", uno de los déficits que sufren quienes presentan trastornos autistas.

"Cada vez que alguien da un paso lo alentamos, lo aplaudimos —afirma Alexandra—, y los avances son realmente impresionantes", afirma.

La valoración es a medida. Por ejemplo, en la colonia de la isla, uno de los chicos acaba de "registrar" a un compañero y comentó un logro del chico. "Puso prestarle atención a otro, y eso es un gran adelanto", explica la chica.

Otro chico que entrena con el grupo se llama Lucas, tiene 14 años, espina bífida, y se desplaza sobre ruedas. ¿Qué logró él? "Rapelar en su silla", dice con orgullo Alexandra, cuando lo que la mayoría esperaba de él era simplemente que quedara afuera de lo que hacen los chicos de su edad.

De hecho, la primera vez que entrenó en GEA, cuando el profe Oscar Maero, alma máter del grupo, hizo una demostración de escalada en una pared especialmente armada en el gimnasio, Lucas le dijo: "Con piernas es más fácil...".

"«Entonces lo voy a hacer sin piernas», le contestó Oscar, y cuando subió lloramos todos", recuerdan Alexandra y su madre, presidenta de la ONG, Mónica Avellaneda. Hoy, el que sube sin piernas es Lucas.

Todas las voces, todas. Y esta vez, en la segunda incursión a los Andes, intentarán que el desafío sea lo más incluyente posible. La idea es llegar a Uspallata con un contingente de 22 personas que incluirán desde un nene de 9 años hasta un hombre con trastorno autista de 54, una mayoría de adolescentes (incluido Lucas en su silla) y diez acompañantes y profesores.
Partirán el 13 de febrero, se aclimatarán a la altura en Uspallata, pero se alojarán en Las Heras, cuyo gobierno solventará gran parte de los gastos, junto a la empresa de turismo mendocina Aymará.

La meta consistirá en caminar unos 18 kilómetros en alrededor de 12 horas para cruzar el paso internacional del Cristo Redentor y llegar a Chile.

Necesitan un transporte

El Grupo de Entrenamiento Adaptado (GEA) logró que el gobierno de Las Heras (Mendoza) y una empresa privada les donaran casi todo lo indispensable para la aventura (hospedaje, comidas y traslados).

Lo que necesitan ahora es que alguien aporte el transporte para poder realizar el trayecto Rosario-Mendoza-Rosario. Los organizadores estiman que un minibús de 19 o 24 plazas alcanzaría. O el dinero para alquilarlo. La solidaridad, pública o privada, puede llegar al 679-4794 o al 155-209655.



Qué es el trastorno de espectro autista

Los trastornos del espectro autista (TEA) constituyen un grupo de discapacidades del desarrollo (de muy leves a graves) que pueden causar problemas significativos de socialización, comunicación y conducta. Quienes los padecen procesan la información de modo muy distinto a los demás. Existen tres modalidades principales: el autismo clásico, el síndrome de Asperger y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado o autismo atípico.

Los TEA aparecen antes de los tres años y duran toda la vida, pese a que los síntomas pueden mejorar con el tiempo. Algunos niños con esos trastornos dan señales de que presentarán problemas futuros a los pocos meses de nacidos, pero en otros podría no haber signos visibles hasta los dos años o después.

Puede ocurrir que un nene con TEA no reaccione al ser llamado por su nombre hacia los 12 meses, no señale objetos para mostrar interés a los 14 meses, no juegue con situaciones imaginarias (por ejemplo, dar de comer a la muñeca) a los 18, evite el contacto visual y prefiera estar solo, tenga dificultad para comprender los sentimientos de otras personas o expresar los propios, tenga retrasos en el lenguaje, repita palabras o frases una y otra vez, conteste cosas inconexas a una pregunta, se irrite con cambios mínimos, tenga intereses obsesivos o haga movimientos repetitivos.

(Tomado de: http://www.lacapital.com.ar/ed_impresa/2015/1/edicion_2242/contenidos/noticia_5091.html) 

7 de enero de 2015

España/Madrid: Municipio de Getafe contará en 2015 con un ansiado Centro de Educación Especial para Niños y Jóvenes con TGD

El alcalde de Getafe, Juan Soler, ha anunciado que este año se construirá  un nuevo colegio en el barrio de Los Molinos, con el objetivo de dotar a esa zona de todas las infraestructuras necesarias para los vecinos y que, tras años de reivindicación vecinal, por fin Getafe contará con un Centro de Educación especial que atenderá a alumnos de entre los 3 y los 21 años con trastornos generalizados del desarrollo (TGD).

El proyecto del colegio de los Molinos de Educación Infantil y Primaria (CEIP) contará con un presupuesto de 1,9 millones de euros y se espera que su construcción comience durante la próxima primavera, extendiéndose las obras a lo largo de seis meses, con el fin de que esté operativo durante el otoño.

Juan Soler ha anunciado, igualmente, que durante el 2015 abrirá un nuevo Centro de Educación

Especial que estará ubicado en las antiguas instalaciones del Colegio Ramón y Cajal, en el Sector 3, tras las negociaciones mantenidas con la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Para este ansiado equipamiento, la inversión alcanzará 1,7 millones de euros con un plazo de ejecución de las obras de reforma y adaptación de 5 meses.

Los Centros o Unidades de Educación Especial escolarizan a los alumnos con necesidades educativas especiales derivadas de discapacidad, cuando sus necesidades no puedan ser atendidas adecuadamente en el marco de las medidas de atención a la diversidad de los centros ordinarios
Este tipo de centros, destinados a alumnos entre los 3 y los 21 años, proporcionan el marco educativo específico y personalizado, los recursos y las estrategias que, por las severas discapacidades que presentan, necesitan sus usuarios para lograr su máximo desarrollo personal, académico y social.

Los alumnos de estos centros presentan necesidades educativas especiales derivadas de discapacidad permanente, por lo que necesitan apoyos intensivos y especializados durante toda la jornada escolar.

Actualmente, solo los colegio Vicente Ferrer, en El Bercial, y Jorge Guillén, en Juan de la Cierva, están catalogados como centros de atención preferente a alumnos con discapacidades motóricas por lo que es el único que disponen de ciertos recursos personales y materiales para atender a alumnos con este tipo de discapacidades, dando solución a sus peculiaridades pero integrándoles en una educación infantil y primaria ordinaria.

Sin embargo, fuera de las discapacidades motoras, en Getafe no existe ningún Centro de Educación especial que atienda a alumnos con otros trastornos generalizados del desarrollo (TGD) como los TDAH, TEA, TEAH, etcétera.

El antiguo Colegio Ramón y Cajal, en el Sector 3 de Getafe, estaba cedido a la Comunidad de Madrid desde el anterior gobierno de Pedro Castro para su adaptación como Centro específico para la escolarización de alumnos con este tipo de trastornos.

El Alcalde, Juan Soler, manifestó hace una año, con motivo de la II Carrera solidaria de la Asociación Dedines que el Centro Especial “es una de las luchas más importantes que mantenemos con la Consejería de Educación, que no es que tengan mala voluntad, sino que se tiene que amoldar a los presupuestos de que dispone en este momento”.

Ahora, por fin, el alcalde ha conseguido el compromiso de la Consejería de Educación para abrir ese ansiado centro antes del próximo mes de septiembre.